La Batalla de Guadalajara -1937

Publicado: 2 febrero, 2014 en La Guerra Civil Española

 704px-Mapa_de_la_batalla_de_GuadalajaraLa Batalla de Guadalajara: Fue una batalla en el curso de La Guerra Civil Española, en la que se enfrentaron: el cuerpo de voluntarios italianos apoyado por tropas nacionales contra el ejército republicano. La batalla consistiría en tomar la capital de España por el norte, que  estaba a manos republicanas.
La ofensiva italiana comenzó el día 8 de marzo y concluyo el día 11. Los republicanos tuvieron que retroceder perdiendo algunas localidades y enclaves por las fuerzas italianas.
 
 
300px-Bundesarchiv_Bild_183-2006-1204-500,_Spanien,_Schlacht_um_Guadalajara
 
                         
 El día 8 de marzo, el cuerpo de voluntarios italianos bombardeo con artillería el frente republicano, rompiéndolo y pudiendo penetrar con ayuda de sus tanquetas Fiat, pero la lluvia y la niebla hicieron que su avance fuera lento y pesado. A medio día del 9 de marzo los italianos fueron detenidos por batallones de las brigadas internacionales.
En los siguientes días el ejército republicano trajo unidades de refuerzo y el avance italiano fue detenido apenas habiendo penetrado 19km durante toda la ofensiva.
 
Spanien, Schlacht um Guadalajara
 
El 12 de marzo, comenzó la contraofensiva republicana en la que se uso la artillería, los tanques soviéticos T-26 y sobre todo la aviación que operaba desde los aeropuertos de Madrid. Al intentar hacer frente a los tanques T-26  los tanques italianos se abrieron en campo abierto, pero en esos días la lluvia había formado barro por lo que muchas tanquetas y vehículos quedaron atascados, cosa que la aviación republicana aprovechó para destruir gran parte de todo el material italiano entre camiones y tanques. La ofensiva general republicana acabo los días 19 y 23 de marzo recuperando todo el territorio perdido evitando así el completo cerco a la capital.
 
Infantería republicana. Uno de ellos porta lo que parece un Naranjero—>( Imagen soldados republicanos)            
 
En consecuencias fueron que el ejército nacional no volviera a dar ninguna ofensiva al cuerpo de voluntarios italianos, ahora se limitarían a dar apoyo.
para algunos simpatizantes republicanos fue como “la derrota de Bailen para Napoleón”. Hubo unas 4000 bajas por la parte italiana. Mussolini quedó desprestigiado y durante esta batalla dijo la famosa frase de ” O se vence o no se retorna”. 
 
Como último en esta batalla en la que los tanques italianos quedaron atascados el alto estado mayor francés vio que los tanques no estaban preparados para la guerra moderna, en cambio los alemanes le echaron la culpa solamente a los jefes italianos. Así es como acaba esta batalla que esta englobada en ”La Batalla de Madrid”, fue una gran victoria bélica para los republicanos.
guadalajaramarzo19371
 
 
Soldados italianos en la carretera Nacional II totalmente colapsada de vehículos.
 
 
 
 
 
 
 
descarga (2)
 
–> Tanquetas
italianas Fiat usadas
en Guadalajara.
 
 
 
 
 
 
guerra11
–>Soldados republicanos
tomándose un rato de descanso.
  
 
Anuncios
comentarios
  1. Santiago Lizana

    Cuando se tiran los dados
    caprichosos de la historia,
    a unos aguarda la gloria
    y a otros dados trucados.

    Un hombre sencillo y parco,
    trabajador y ordenado,
    se vio de pronto abocado
    a salirse de ese marco.

    En la España turbulenta
    previa a la guerra incivil,
    él era un hombre civil
    al que arrastró la tormenta.

    Quizá sin tener ideas
    políticas concebidas,
    ni pensadas, ni nacidas,
    y por tanto nunca aireas.

    Y a su pesar se vio inmerso
    entre el barro de trincheras
    de las sangrientas goteras
    de épica gesta sin verso.

    Y una vez movilizado
    en defensa de Madrid,
    Babieca y Tizona el Cid
    les dejó encomendado

    Y en los terribles combates
    que frenó a los sublevados,
    a su lado atrincherados
    aplacaron los embates.

    Y la lira del poeta
    del Alberti gaditano,
    voló desde el altiplano
    al páramo en la meseta.

    Y Madrid fue desde entonces
    la capital de la gloria,
    y entró de lleno en su Historia
    y su heroicidad en bronces.

    Junto a héroes anónimos
    allí se hallaba Santiago,
    entre la sangre del lago
    que tuvo tantos topónimos.

    Se batió en Guadalajara
    en días de lluvia y bruma
    contra italianos de espuma
    que al Duce empañó la cara.

    Y después lo consabido:
    vino la amarga derrota,
    y en los cementerios flota
    de la pólvora el sonido.

    Cárceles y represiones,
    sin pan, sin lumbre y con hambre,
    y exiliados con raigambre
    parias en otras naciones.

    Y los que dentro quedaron
    como Santiago Lizana,
    sin un hoy y sin un mañana
    ataron y amordazaron.

    Y en posguerra interminable
    la suerte de los vencidos
    compartió con oprimidos
    en espera inacabable.

    Más inopinadamente
    un resquicio de esperanza
    asentado en su balanza
    le hizo vivir nuevamente.

    Pues trabajando entre flores,
    convertido en jardinero,
    se vio de pronto campero
    siendo sus años mejores.

    Y vuelto al pueblo natal
    al diáfano Cenicientos,
    su allegados contentos
    le acunaron maternal.

    Y en su casa del Cerrillo
    muy feliz se halló Santiago,
    sin que en el hiciera estrago
    bilis ni rostro amarillo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  2. AMO A MADRID
    “Madrid,Madrid,que bien tu nombre suena,
    rompeolas de todas las españas”.
    D. Antonio Machado

    Madrid Universal del brazo abierto,
    con su puerta del Sol alba de España,
    entrañable ciudad que a nadie extraña
    ya sean de interior, montaña o puerto.

    Madrid Universal de error y acierto
    de la Historia Patria que te acompaña,
    y un Manzanares que ahora te baña
    saludable y limpio, breve y despierto.

    Madrid Universal de Austria severo,
    señor de medio mundo y gesto adusto,
    con la gorguera pareció altanero.

    Y un Borbón de napolitano gusto
    que sosegado amó y no empuñó acero
    y fue ilustrado Rey y su Alcalde justo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  3. LOS CARDILLOS DEL HAMBRE
    “Los pueblos que olvidan su historia
    están condenados a repetirla”.
    (Winston Churchill).

    Fueron cardillos del hambre,
    quienes hambres aplacaron
    con su erizada pelambre
    al hambre lo amordazaron.

    En la España sin jornales
    con los campos agostados,
    las cárceles a raudales
    llenas de brazos quebrados.

    Las campesinas hambrientas
    con los niños de la mano,
    esperaban macilentas
    hallar al cardillo hermano.

    Como bandos de palomas
    en los campos desolados,
    viviendo aquellas carcomas
    de los odios desatados.

    Por aquellos campos áridos
    de la pertinaz sequía
    y sus árboles escuálidos
    de la España más sombría.

    Con Europa ardiendo en guerra
    y cerradas las fronteras,
    era atroz ver esta tierra
    de Caín por donde fueras.

    Con Dios desaparecido
    de la España sin ventura,
    con un nuevo orden ungido
    sin compasión por su altura.

    Juntas la Iglesia y la espada,
    siendo de herejes martillo,
    en una nueva cruzada
    que salvaste tu cardillo.

    Tanto oropel y farfolla
    y un hablar grandilocuente,
    para en la mesa y en la olla
    ser el cardillo el presente.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  4. HITLER Y STALIN EN LOS INFIERNOS

    Los tiranos de Europa, sus émulos azote
    sorpresivamente se aliaron en el infierno,
    y hubo fiesta en el negror del averno
    Molotov y Ribbentrop, repartiendo la dote.

    Luzbel convidado de piedra era un estrambote
    ignorando que le despojaban del gobierno
    el dúo genocida , fingiendo amor eterno
    hasta que en el mundo libre el odio rebrote.

    Los enemigos de ayer, hoy se frotan las manos
    desbrozando las sendas a los nuevos tiranos,
    siendo los ciudadanos mudos recipiendarios.

    de esta locura cruenta, de los nacionalismos,
    franqueando el postigo, a los más absurdos ismos
    que a la patria como siempre, alfombrará de osarios.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho.

    • HITLER Y STALIN EN LOS INFIERNOS

      Los tiranos de Europa, sus émulos y azote
      sorpresivamente se aliaron en el infierno,
      y hubo fiesta y brindis en el negror del averno
      Molotov y Ribbentrop, repartiendo la dote.

      Luzbel, convidado de piedra era un estrambote
      ignorando que le despojaban del gobierno
      el dúo genocida, fingiendo amor eterno
      hasta que en el mundo libre el odio rebrote.

      Los enemigos de ayer,hoy se frotan las manos
      desbrozando las sendas a los nuevos tiranos,
      siendo los ciudadanos mudos recipiendarios,

      de esta locura cruenta, de los nacionalismos,
      franqueando el postigo, a los más absurdos ismos
      que a la patria como siempre alfombrara de osarios.

      Saturnino Caraballo Díaz
      El Poeta Corucho

  5. Anónimo dice:

    ÓSIP MANDELSTAM

    Nunca a los soviets cantó
    ni exaltó o cantó al tirano,
    y en su verso cotidiano
    una ética se implantó.
    Contra el tirano apuntó
    con su prosa y con su rima
    y sumergido en la sima
    de la tundra siberiana,
    sobre la helada sabana
    Ósip murió en el Kolima.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s